Abogados de familia

Consejos ante una demanda de divorcio

demanda divorcio

El fin de tu matrimonio es una etapa difícil. Tener que interponer o recibir una demanda de divorcio supone sentimientos encontrados, que no sólo conlleva lidiar con situaciones en el plano emocional, sino también con muchas dudas e incertidumbre en el ámbito legal. Por ello, te pueden surgir un sinfín de preguntas: ¿Cómo iniciar un proceso de divorcio? ¿Cuáles son los pasos a seguir? ¿Quién tendrá la custodia de los hijos? ¿Quién se quedará con la vivienda familiar? Varias de estas preguntas seguramente te las estarás haciendo ahora mismo. 

Quédate leyendo, aquí te damos cinco consejos útiles para que puedas afrontar una demanda de divorcio de la manera más llevadera posible.

No es necesario separarse previamente ni presentar causas para entablar una demanda de divorcio

La separación no implica necesariamente dejar el hogar conyugal para afrontar una demanda de divorcio. Sobre la presentación de causas para iniciar una demanda, según la Ley 15/2005, de 8 de julio, por la que se modifica el Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento en materia de separación y divorcio, se suprimen las causas legales de separación y divorcio en España. 

Sin embargo, debes tener en cuenta que para iniciar un proceso de divorcio es necesario el haber transcurrido 3 meses desde la fecha de matrimonio antes de interponer una demanda, la cual se solicita mediante la presentación de una demanda judicial.

Opta por un divorcio de mutuo acuerdo de ser posible

Un buen acuerdo entre tu futuro ex-cónyuge y tú será más beneficioso para el bienestar familiar. Si ambas partes alcanzan un consenso, podrás presentar demanda de divorcio de mutuo acuerdo. A falta de acuerdo, será preciso presentar demanda de divorcio contencioso.

Cuando hay hijos en la familia, el divorcio de los padres genera en ellos mucha inquietud y malestar. Se enfrentan a una nueva forma de vida y eso les produce angustia e incertidumbre. Intenta agotar la vía amistosa con tu cónyuge, siempre en beneficio de tus hijos. Es fundamental una conversación con tu cónyuge, a fin de obtener soluciones favorables que garanticen el bienestar integral y una vida plena para tus hijos. 

No obstante, todos somos conscientes de que en ocasiones es imposible llegar a un acuerdo. Ten presente que una disputa sólo os va a generar dolores de cabeza, malestar y nerviosismo, si te ves en esta situación te recomendamos que gestiones la ansiedad y los miedos con ayuda de un buen psicólogo. El divorcio contencioso es un proceso más largo, agotador emocionalmente, genera más gastos y no siempre conseguimos lo que queremos, ya que el Juez será quien decida por vosotros, siempre en beneficio del interés superior de los menores. 

Por ello, te aconsejamos que agotes todos los medios para optar por el divorcio de mutuo acuerdo. 

Demanda de divorcio de mutuo acuerdo vs. demanda de divorcio contencioso.

La Demanda de divorcio de mutuo acuerdo se presenta cuando el divorcio es solicitado por ambos cónyuges o por uno de ellos con el consentimiento del otro.

Por tanto, la pareja en vías de divorcio presenta una sola demanda y pueden estar representados y asistidos por un mismo procurador y abogado.

La Demanda de divorcio contencioso se presenta, cuando no al no existir mutuo acuerdo, el divorcio se solicita por uno solo de los cónyuges. Habrá, por tanto, una demanda y una contestación a la demanda.

Cada cónyuge estará representado por su propio abogado y procurador, dos letrados y dos procuradores diferentes.

Reúne la documentación necesaria para la demanda de divorcio

Para iniciar la demanda de divorcio debes presentar los siguientes documentos:

  1. Poder legal para pleitos. Podrás otorgar poder general para pleitos:
    1. Ante Notario, mediante escritura pública.
    2. Ante el Letrado de la Administración de Justicia, mediante comparecencia (apud acta).
  2. Certificado literal de matrimonio. Se solicita en el Registro Civil del lugar donde se celebró el matrimonio, civil o eclesiástico.
  3. Certificado literal de nacimiento de los hijos. Se solicita en el Registro Civil del lugar de nacimiento de cada uno de los hijos.
  4. Certificado de empadronamiento. Se solicita en el Ayuntamiento del lugar de residencia.

Además de estos documentos, según el divorcio sea amistoso o contencioso presentarás los siguientes:

  • Si se trata de una demanda de divorcio mutuo acuerdo debe ir acompañada de un convenio regulador. Este documento contendrá los pactos de los cónyuges, alcanzados de mutuo acuerdo, que regularán los aspectos personales y patrimoniales del matrimonio y regirá después del divorcio.

El convenio regulador deberá estar firmado por ambos cónyuges y por el Letrado que lo redacte.

  • Si se trata de una demanda de divorcio contencioso se adjuntará, además de los documentos antes citados, excepto el convenio regulador, los siguientes:
  1. Escrituras públicas: compraventa, constitución de sociedad mercantil de los cónyuges y otras que acrediten los bienes comunes del matrimonio.
  2. Documentos privados en los que figure la adquisición o permuta, por ejemplo, de bienes gananciales.
  3. Certificados bancarios: cuentas corrientes, planes de pensiones, préstamos personales, hipotecas y demás operaciones bancarias.
  4. Contratos de trabajo y nóminas o certificado que acredite la situación de desempleo, en su caso.
  5. Cualquier otro documento público o privado que sirva para acreditar lo solicitado por el cónyuge demandante. Pregunta a tu abogado especialista en Derecho de familia la documentación adicional que sea pertinente presentar.

Arma el contenido de tu demanda.

Una vez reunidos todos los documentos a presentar, lo que sigue es redactar la demanda de divorcio. Tu solicitud debe contener:

  1. Una exposición numerada y separada de los hechos: Datos del matrimonio (nombres completos, fecha y lugar de celebración), datos de los hijos (nombres completos y fecha de nacimiento), voluntad de solicitar el divorcio.
  2. Una exposición numerada y separada de los fundamentos de derecho: Se exponen los artículos del Código Civil, u otra legislación, en los que el demandante basa sus pretensiones.
  3. Suplico: Solicitando al Juzgado que aprecie las pretensiones.

De solicitar la demanda de divorcio de mutuo acuerdo además, los cónyuges manifestarán que han llegado a un acuerdo para la solicitud del divorcio. Se acompañará el convenio regulador.

Por último, si la demanda es contenciosa, el demandante deberá:

  1. Solicitar a la autoridad judicial las medidas que quiere para regir los efectos del matrimonio (tipo de custodia de los hijos, visitas, pensiones de alimentos, pensión compensatoria, entre otros aspectos).
  2. Alegar que dichas pretensiones son las más conveniente para el bienestar de los hijos y ajustadas a derecho.
  3. Acompañar los documentos que así lo acrediten.

Tanto la demanda de divorcio de mutuo acuerdo como la contenciosa, se presentará en el Juzgado correspondiente al domicilio de los cónyuges o de uno de ellos.

Realiza el procedimiento de tu demanda de la mano de un abogado especialista:

El procedimiento varía según sea la demanda interpuesta. A continuación detallamos los pasos de cada tipo de demanda:: 

  • En una demanda de divorcio de mutuo acuerdo, los cónyuges o uno de ellos con la autorización del otro, presentarán la demanda.
    • El Juez admitirá la demanda a trámite.
    • El Juzgado llamará a los cónyuges para que se ratifiquen en el contenido del convenio regulador.
    • Si hay hijos menores de edad, el Ministerio Fiscal revisará el convenio regulador.
    • Finalmente, se dictará sentencia recogiendo el convenio.
  • En una demanda de divorcio contencioso, uno de los cónyuges presentará la demanda.
    • El Juez admitirá la demanda a trámite.
    • Se dará traslado del escrito de demanda al otro cónyuge para presentar contestación en el plazo de 20 días.
    • Contestada la demanda, se citará a las partes para la celebración del juicio.
    • En el juicio, ambas partes defenderán su postura y se realizarán las pruebas propuestas (testifical, pericial…).
    • Por último, se dictará sentencia de divorcio en la que se adoptarán las decisiones más adecuadas para la protección del menor.

Como puedes ver, la demanda de divorcio contencioso conlleva más trámites por lo que tardará más tiempo en resolverse. Ya sea se trate de un divorcio de mutuo acuerdo o contencioso, consulta con un abogado especializado en derecho de familia, te ayudará en todas las partes del proceso y trabajará para darte el mejor resultado posible para tus hijos y para ti.

Artículos similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *