Abogados administrativos Abogados civiles Abogados de familia Abogados inmobiliarios Abogados laborales Abogados mercantiles Abogados penalistas

¿Qué me puede ocurrir si no voy a una citación del juzgado?

no ir a la citacion de un juzgado

Recibir una citación del juzgado implica acudir obligatoriamente ya sea en calidad de investigado, denunciante, testigo o perito. Pero qué pasa si se os cita y por algún motivo de fuerza mayor o quizás, por azares del destino, no llegó a tus manos la citación y no acudes al juzgado. ¿Qué consecuencias puede tener no presentarse justificada o injustificadamente a un juicio? Aquí te explicamos cómo proceder en ambos escenarios. 

La citación a un juicio se hace a través de una cédula que llega a tu domicilio

En primer lugar, brevemente te contamos sobre el contenido de una cédula de citación al juzgado, establecido en el art. 175 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Es importante que sepas reconocer los elementos que debe contener una citación a un juicio para que estés bien informado sobre cómo debes proceder.

  • La expresión del juez, tribunal o secretario judicial al que vas a acudir; la fecha y clase de resolución que da a lugar a la citación.
  • Nombres y apellidos del citado (tus datos), y su domicilio.
  • El objeto de la citación y la calidad en la que eres citado (denunciado, investigado, querellante, testigo o perito).
  • Lugar, día y hora en la cual debes presentarte.
  • La advertencia de la obligación de acudir a la citación, y el señalamiento de las consecuencias que conlleva no hacerlo.

De no encontrarte en casa, un familiar u otra persona que resida allí puede recibir la citación con tal de que sea mayor de 14 años. Incluso si no se encuentra nadie en tu domicilio, lo pueden dejar con tu vecino.

He recibido una citación pero no podré ir en fecha y hora programada

No comparecer o presentarse ante el juez trae consecuencias legales y además monetarias. Por ello no debes faltar a la citación en la hora y fecha indicadas. Si tienes una justificación que te impida comparecer, debes comunicarte de inmediato al juzgado. La justificación es válida tanto para testigos, querellantes, imputados y peritos.

Las causas que puedes presentar como justificaciones válidas son:

  • Estar hospitalizado(a).
  • Enfermedad o discapacidad que te impida ir a presentarte.
  • Encontrarte fuera del país el día y hora de la citación.

En este caso, lo que te aconsejamos en Abogados Barcelona es buscar el apoyo legal de un profesional del Derecho especialista Penal que te orientará cómo redactar una minuta de justificación de no poder asistir a una citación del juzgado. 

Por otro lado, si no puedes acudir y no justificas el motivo de la inasistencia, la Ley de Enjuiciamiento Criminal, en su artículo 175, establece que de no ir al primer llamamiento, el juez podría imponer una multa entre 200 a 5.000 euros, dependiendo de la gravedad del asunto a ser tratado en el Juicio y del daño que se haya podido causar por no comparecer.

¿Qué pasa si no voy en calidad de investigado o denunciado?

Si eres citado en calidad de investigado o denunciado, se trata de un caso en el ámbito penal. Puede ser por un delito leve, un procedimiento abreviado (máximo 9 años de prisión), o un procedimiento ordinario (penas mayores a 9 años).

Si eres citado por un delito leve pueden ocurrir 2 cosas: que el juez de guardia te tome tu  primera declaración, o que se celebre un juicio rápido, es decir, que te pedirán tu declaración el mismo día que realizan el juicio y se dicta sentencia. Te recomendamos acudir acompañado de tu abogado, aunque no es obligatorio.

Si no acudes al juzgado y no justificas tu inasistencia, se te sancionará con una multa de entre 200 a 2.000 euros. La multa aplica tanto para la parte denunciante como para los testigos si llegan a faltar. 

Si se trata de un delito de procedimientos abreviados y ordinarios, la primera citación siempre es para tomar la declaración ante el juez de instrucción. En el segundo llamamiento,, en la fase de juicio oral, en ambos procedimientos, es obligatorio que el acusado cuente con la presencia de su abogado y un procurador.

Si como acusado o investigado no compareces en cualquiera de estos 2 llamamientos sin haberlos justificado, el juez puede iniciar una orden de detención; y de igual manera se celebrará el juicio si no acudes por causas legítimamente justificadas.

¿Qué pasa si me citaron en calidad de testigo y no me presento?

Como ya hemos mencionado líneas arriba, acudir a la citación del juzgado es obligatorio para todos, así lo estipula la Ley de Enjuiciamiento Criminal en su artículo 410, la cual indica que los residentes en el territorio español (a excepción de los parientes directos del procesado, el abogado del testigo, los sacerdotes, funcionarios y discapacitados dependiendo de sus circunstancias), tienen la obligación de acudir a la citación del juzgado para declarar como testigos.

Si eres convocado como testigo y no te presentas sin justificación, incurrirás en una multa de 200 a 5.000 euros, hasta ser acusado por el juez por el delito de obstrucción a la justicia. Para evitar la multa, debes comunicar por escrito al juez los motivos que te impiden asistir al juicio en fecha y hora programadas. Si el juez lo estima necesario, se aplazará tu declaración o la tomarán vía videoconferencia, pero no será suspendida.

Por otro lado, no es necesario que acudas con un abogado, sin embargo, si deseas tener una orientación sobre cómo desenvolverte durante el juicio y las implicancias de declarar como testigo, en Abogados Barcelona te recomendamos contar con la asesoría de tu abogado de confianza.

¿Qué ocurre si no voy a la audiencia en un juicio civil?

En el ámbito civil (casos no criminales), si eres el demandado o demandante y no acudes al juicio, podrías perder todo tu caso, ya que a la parte contraria se le podría conceder fallo por rebeldía (default judgment) en tu contra, por el simple hecho de que no te presentaste a defender tu postura.

Sin embargo, tu puedes justificar tu falta indicando que no tuviste el previo aviso apropiado para la audiencia, presentando una justificación válida como la muerte de un familiar, un accidente, hospitalización o enfermedad. Así, el tribunal podría anular su orden previa. Para ello, necesitas un abogado civil o de familia que te ayude a presentar una moción para anular la orden previa de la corte.

Artículos similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *